English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Decorar con flores de invierno


Para vos es muy importante tener flores que le den color y armonía a tu hogar. Aprendé cómo decorar con flores de invierno y lograr un toque fantástico en ésta época del año. Conocé diferentes opciones para darle un toque de primavera al invierno.
No es necesario esperar a la primavera para alegrar el hogar con hermosas flores. Te sorprendería la cantidad de flores que están disponibles, y con algunos consejos y un poco de creatividad, hacer hermosos ramos de invierno es facilísimo. Andá a una florería o mercado de flores y seguí estas instrucciones para obtener increíbles resultados.

Elegí la flor


Rosas, lirios blancos, claveles, amarilis, alelíes y, por supuesto, la estrella federal se encuentran fácilmente en invierno. Acá te presentamos dos diseños para que se destaquen:

Elegí diferentes flores del mismo color. Optá por rosas blancas, alelíes y lirios para lograr un motivo elegante. Para un arreglo audaz, mezclá rosas rojas con claveles rojos.
Armá un gran ramo con un mismo tipo de flor para lograr un alto impacto visual. Usá un florero original.
Mezclá texturas y follaje

Las flores combinadas con texturas y follaje tienen un gran impacto visual. Antes de comprar, mezclá y combiná las flores y el follaje para ver qué queda mejor. ¿Quién diría que la pinocha queda tan bien con flores delicadas? Acá te presentamos algunas ideas:

Combiná en un florero alto lirios blancos, frondas de pino que cuelguen y bayas de hypericum para aportarle un toque de color. Asegurate de cortarles las anteras que producen polen a los lirios, ya que caen y pueden manchar los muebles o los dedos.
Mezclá rosas rojas con piñas que todavía cuelguen de las ramas y completá el arreglo con alelíes blancos.
Llená un florero transparente con bolitas rojas o arándanos. Agregá rosas rojas o blancas y rodealas con ramas de cedro.
Combiná ramas de pino o enebro con bayas de hypericum color marfil.

Elegí el florero

Primero decidí dónde vas a ubicar el arreglo floral. Para una mesa de comedor, optá por un recipiente bajo para que el arreglo invite a la conversación en lugar de disuadirla. Para un aparador o repisa, tené en cuenta las limitaciones de espacio. Un recipiente grande podría opacar una mesa chica, mientras que un pedestal con poca superficie quedaría muy bien con un florero alto.

No siempre tenés que optar por recipientes de vidrio transparentes. No sigas lo convencional. Colocá flores en jarras, teteras, frascos de boca ancha y regaderas. Para agregar un toque de extravagancia, usá vasos transparentes de distintos estilos y alturas. Agrúpalos y colocá pocos tallos en cada vaso.



Espuma o clavero

Sujetá las flores dentro del contenedor colocando una espuma floral en la base. Para mantener los tallos juntos, podés colocar una tela de alambre en la boca del recipiente. Un clavero colocado en la base del recipiente permite arreglos más sueltos. Envolver los tallos con cinta floral es otra opción para mantener el arreglo floral bajo control. Una bandita elástica también resuelve el problema.



Armalo

Ahora la parte divertida: acomodar las flores para armar el arreglo. A continuación te decimos cómo:


  • Antes de poner las flores en el recipiente, recortá los tallos bajo el agua, ya sea en la pileta de la cocina o debajo del agua de la canilla. Quitá entre 2 y 4 centímetros en ángulo. Esa poda abre los canales de la flor para que absorba más agua, lo cual ayuda a que el ramo dure más tiempo. En el caso de la estrella federal, quemá los tallos con la llama de una vela después de cortarlos para sellar el tallo y evitar que las flores se caigan.
  • Tené en cuenta el recipiente. Analizá cómo van a quedar las flores altas y el follaje antes de cortar los tallos. No tienen que tener todos la misma altura, pero tienen que tener armonía.
  • Llená el florero con agua y agregá el paquete conservante que suelen incluir las flores o un poquito de azúcar. Si usás espuma floral, humedecela antes de colocarla.
  • Colocá el follaje de modo que rodee los bordes inferiores del recipiente para enmarcar las flores y crearles una base. Adaptalo al área.
  • Empezá por las flores más grandes y colocalas entre el follaje. Por último, rellená con flores donde sea necesario.
  • Rotá el recipiente y observalo desde todos los lados a medida que vayas agregando elementos. Tratá de que quede equilibrado y simétrico.


Los arreglos florales no tienen que ser complicados ni llevar mucho tiempo. Aunque uses un único tallo o un gran ramo, divertite eligiendo y combinando las flores, floreros y texturas.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
MANUALIDADES en la REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares